jueves, 19 de septiembre de 2013

Andrés Gil, la Carrera y la Ronda del Gancho

Me tomo un café con Andrés Gil, uno de los dueños de las Palomitas Primitivo Gil, y vecino de toda la vida del barrio, para hablar con él de la Carrera del Gancho. 

Le digo que creo que su historia es una de las 10 que ilustran muy bien los 10 años de la Carrera del Gancho. Y a medida que voy hablando con él, me reafirmo en ello. Su historia es la de los vecinos y vecinas que desde su casa, han visto como la Carrera ha ido creciendo año tras año. Y aunque al principio no le dio demasiada importancia, -reconoce- sino como una cosa más, poco a poco me he dado cuenta en qué se ha convertido, -afirma-. Y es que es una cosa buena para el barrio, y a la que viene mucha gente. Y es que lo hacen muy bien, se encarga de decirles a aquellos con los que nos hemos reunido para impulsar la Ronda de jotas del Gancho.

Hace 2 años, en 2011 escribió Andrés en el libro de la inauguración de la Carrera del Gancho “Donde late la ciudad”: "Es una alegría para mí ver este barrio “mi barrio” lleno de gente. Mi bisabuelo, abuelo y padre estarían orgullosos de ello. Yo nací en San Pablo 50, hace 50 años. Enhorabuena por esta iniciativa. ¡Viva el Barrio del Gancho!”

También en 2011 decía Andrés esto sobre su barrio, en su silueta a tamaño real: “Amor y fraternidad para la gente del Gancho”. 

Andrés Gil

Su historia es parecida a la de muchos vecinos, pero con una sola y gran diferencia, yo nunca le he oído hablar mal del barrio ni tampoco quejarse. Muy al contrario, hablar con pasión del Gancho, y con amor de sus gentes, de sus rincones, de sus historias. Eso sí, se expresa con amargura y también con emoción, cuando recuerda lo vivido, la parroquia del Gancho, y a aquellos que se quedaron en el camino, amigos, conocidos, vecinos que recuerda con nombre y apellidos y habla con dolor de aquellos que cayeron en las drogas y de otros problemas que ha tenido el barrio. Y también cuando habla de sus vivencias, y recuerda su infancia, en el barrio comercial en el que desde siempre han tenido la tienda de las palomitas Primitivo Gil. 

Desde siempre lo he visto en el barrio y me ha parecido una persona noble, y desde los comienzos de la Carrera del Gancho, ha tenido algún detalle, con los “chicos” a los que se encarga de traer palomitas, con el mismo amor y cariño, que seguro su padre le daba a él mismo o a los chicos en la calle hace unos años. 

Andrés es un hombre bueno, humilde, se le ve a la legua, que siempre busca hacer algo por su barrio, por sus gentes, en la Asociación de Comerciantes, en la Cofradía del Silencio, allá donde se le requiera y que quería convertir en realidad uno de sus sueños, hacer una Ronda de Jotas por el Gancho, hablar de los vecinos que lo fueron todo en la jota, y que nunca se les ha recordado suficientemente y que son otro patrimonio olvidado del Gancho –como tantos otros- y que por fin en la Carrera del Gancho se les reconocerá como es debido.

Cartel Ronda del Gancho
Este año, Andrés se ha sumado a la Carrera, y se ha integrado en la organización. Y él se apresuró a proponérselo a Paco con el que ya lo había hablado alguna vez. Y con ellos se han ido enganchando Evaristo, Eva, Fernando, y otros hasta formar la comisión organizadora, y se ha ganado artesanalmente a los comerciantes, a los hosteleros y a las asociaciones de vecinos, para diseñar uno de los actos nuevos y también más ambiciosos de la programación de este año. Una juntada de cantadores y bailadores, con una gran rondalla y el Danze del Gancho, para hacer una Ronda nocturna de jotas que recorra buena parte del Gancho y que homenajeará a aquellos que nacieron, y vivieron o todavía viven en sus carreras y callizos, en sus calles o en sus plazas.  

A Andrés no le importa su lucimiento ni busca que nadie le reconozca su mérito. Su satisfacción es todo lo hecho y que la Ronda salga bien, y no haya ningún problema, que el barrio sepa valorar el regalo que va a tener, y que esté a la altura de las circunstancias, mostrándose acogedor, agradable y que sus asociaciones, de vecinos, de comerciantes, sus hosteleros, se vuelquen en el acto. Y que la gente acabe contenta. 

A mí me habla de Messi, de Ronaldo, para que comprenda mejor que quienes vienen a cantar o a bailar, son a la jota lo que esos jugadores son al fútbol, y para que sea consciente de la potencia de la Ronda del Gancho. Aunque creo que comprende bien que a mí, como a él, lo que me apasiona de todo son las gentes y es el Gancho. Y eso sí la oportunidad que a través de la Ronda del Gancho, y su organización, se aumente la relación entre los vecinos y vecinas, sean quienes sean y vengan de donde vengan. Y por eso, al mirarnos ambos estamos muy contentos de donde ha llegado aquella idea que empezamos a  hablar tomando un café en la Taberna Los Faroles aquella mañana del domingo, 2 de junio, en el tuvo lugar el II Festival del Circo Social del Casco Histórico.

José Oto, jotero homenajeado

José Manuel Latorre “Seve”, Comisión de Organización de la Carrera del Gancho.

Andrés Gil es uno de los organizadores de la Ronda del Gancho, que tendrá lugar el sábado 21 a las 21:30 con salida de la esquina de c/Conde Aranda con Avda. Cesaraugusto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario