martes, 10 de diciembre de 2013

La Carrera del Gancho, seleccionada experiencia europea de Buenas Prácticas

De vuelta de Cartagena (Murcia), del Encuentro Europeo para el Intercambio y la Transferencia de las Buenas Practicas en Acción Comunitaria Intercultural se van posando las vivencias y van tomando cuerpo los recuerdos, como en todos los viajes que emprendemos. Vuelve uno contento por lo sentido y por lo que supone este reconocimiento para la Carrera del Gancho y para todo el Barrio. 
La Carrera del Gancho ha sido seleccionada de entre más de 170 experiencias identificadas, como Buena Práctica Europea en Acción Comunitaria Intercultural, tras el trabajo de prospección que la Fundación Cepaim –entidad con gran bagaje y reconocimiento en España, en materia de acción comunitaria y más experiencia en trabajo en territorios con alta diversidad y/o multiculturales- ha hecho a lo largo de 2013. La Carrera del Gancho está incluida junto a otras 25 experiencias, proyectos y acciones que se desarrollan en España, Alemania, Italia, y Portugal en el Catálogo de Buenas Prácticas en Acción Comunitaria (cepaim.org/biblioteca) y aparecerá en la web de próxima creación, “Territorio y Experiencias”, como continuación a este trabajo de investigación. 

ALLÍ DONDE VA LA CARRERA, TRIUNFA EL GANCHO

O dicho de otra forma, nuestra experiencia de 10 años, creando la Fiesta de la Carrera, recoge reconocimientos para el Barrio del Gancho, protagonista indiscutible del proceso anual y de la fiesta final que es la Carrera del Gancho. Saber cómo el Gancho va siendo capaz  de sobreponerse a sus dificultades y problemas –que los ha tenido y los tiene, y no pocos- y ha sabido hacer de sus defectos virtud y aprovechar los estímulos artísticos, las potencialidades de niños y jóvenes, los saberes de los mayores y la experiencia de los profesionales entidades que trabajan en ellos e impulsar la colaboración de todos los vecinos y vecinas, y contar con el apoyo del Ayuntamiento de Zaragoza para conseguirlo, causa admiración en muchos profesionales de la Intervención Social. Y aún es más admirado que la Carrera del Gancho haya podido cumplir ya 10 años, con lo que eso supone para un barrio como el Gancho.

La selección realizada por el Comité de Expertos en Intervención Social, Interculturalidad y Acción Comunitaria supone la validación de la metodología y la práctica de la  Carrera del Gancho como Estrategia para desarrollar e impulsar procesos comunitarios como el que protagoniza el Casco Histórico de Zaragoza y como Herramienta y Soporte idóneo para la Intervención Comunitaria Intercultural. Y es además la ratificación de la Carrera como hecho artístico público o “Arte Comunitario” que es aquel que busca la implicación con el contexto social, y que persigue por encima de unos logros estéticos un beneficio o mejora social, y que favorece la colaboración y la participación de la comunidad implicada en la realización de la obra. 

Por tanto, este reconocimiento es un refuerzo para entidades e instituciones, que como la Fundación Federico Ozanam, o la Asociación de Vecinos Lanuza Casco Viejo, y otras Asociaciones de Vecinos del Barrio, las de Comerciantes, las Culturales, los centros educativos (colegios, ctl, casa de juventud y Piee), y los Hosteleros, entre otros, …, apostaron y apuestan fuerte por fusionar las herramientas de la intervención social con las del Arte y la Cultura, propiciando con ello la transformación social del Barrio del Gancho y también la innovación en las prácticas comunitarias, de carácter educativo, social y cultural que se realizan en Zaragoza. Y también es un reconocimiento para los artistas implicados y participantes que se han sumado y han participado a lo largo de los años y en especial para la Compañía Los Navegantes y para la dirección de Arte de la Carrera que han conseguido año tras año que la Carrera del Gancho tuviese “discurso y coherencia estética y artística” e impactara, conmoviera y provocara sentimientos profundos y el acercamiento al Arte de muchos vecinos y vecinas, niños y niñas y de todas las generaciones que les han dejado huella y en muchos casos, les impactara positivamente en su trayectoria vital. Y también es un refuerzo para todos los educadores, maestros, profesionales de la salud, del trabajo social y para todos los gremios implicados en la construcción de la Carrera, en especial para costureras, albañiles, pintores, etc…que con la Carrera siempre han estado “caminando en territorios de frontera y de innovación” por la imprescindible fusión entre saberes y destrezas habitualmente distantes como pueden –aparentemente- ser los oficios y los gremios, la educación social y la ilustración o el graffiti. En definitiva es la valoración del trabajo en red y en coordinación entre todos los agentes del barrio, todos los protagonistas de la Comunidad. 

Pues bien, recogidas y documentadas las experiencias, y sentidas por sus protagonistas, y reconocidas por organismos exteriores a la propia Carrera y toda su organización y logística, solo nos queda sistematizar la experiencia, poderla hacer comprensible para todos los que se acerquen a ella, dotándola de mayor accesibilidad a materiales y películas creadas a lo largo de 10 años, -por lo que próximamente estarán disponibles en este blog- y aportar (o seguir aportando) datos, y estudios que puedan extrapolar lo creado para vincularlo con las transformaciones habidas en el Barrio, con la reactivación económica, o con la identidad y la pertenencia de los vecinos, o con la prevención de prácticas abusivas o agresivas contra sus vecinos o cualquiera otra variable interesante de comprobar. 


La Carrera emociona, a quien la conoce y a quien escucha la experiencia vivida. En especial a aquellos que como muchos de los reunidos en el Encuentro Europeo de Cartagena son especialistas en procesos comunitarios, y trabajan en barrios multiculturales y con situaciones altamente complejas y/o problemáticas y saben de la artesanía de los procesos y de las dificultades para crear proyectos como la Carrera del Gancho

Y emociona aún más cuando se comprueba –gracias a nuestra experiencia- que “hacer la Carrera es hacer Barrio” y que el poso que esas vivencias tan intensas dejan en los que la protagonizan (vecinos, técnicos y profesionales, entidades, administración) puede hacer cambiar la realidad, y se  convierte lo vivido en un auténtico “efecto mariposa” multiplicador de los beneficios y las potencialidades de barrios como el Gancho, con muchas dificultades pero también con grandes potencialidades. Y lo vivido, lo sentido y los reconocimientos –generalmente exteriores- de los visitantes y turistas, de las Administraciones o de carácter europeo, como el vivido en Cartagena, eleva la autoestima del Barrio, que pasa de ser víctima de los estereotipos negativos a objetivo de los piropos positivos. Y ese mérito lo tiene la Fiesta de Artes en la Calle y para la Convivencia Intercultural” que vivimos cada año el tercer fin de semana de septiembre  pero sobretodo el proceso de construirlo lo más colectivamente posible, es decir, la forma como hacemos la fiesta, es decir, cómo la creamos y construimos.

Y la Carrera se hace trasferible, porque la reflexión sobre el método, la comparativa con otros procesos y/o experiencias, y la fundamentación teórica sobre su metodología y el balance de impactos y los apuntes y sugerencias sobre sus efectos, genera una reflexión de carácter general y abstraerse de la praxis y convertirse en un modelo del que puedan beber otras entidades, territorios y colectivos. Es realmente un orgullo que esto esté pasando gracias también al trabajo de reflexión, evaluación y sistematización que en la Carrera hemos hecho desde hace años. Y ahora puede contribuir a que se exploren y se creen experiencias similares y/o inspiradas en la Carrera en otros barrios o territorios en España o Europa. 

Y la Carrera conecta ahora con otras experiencias también reconocidas como Buenas Prácticas de las que poder aprender en el Gancho, gracias al intercambio de conocimientos vivido con los representantes de proyectos tan interesantes como La Biblioteca Humana de Valongo en Portugal, el Jardín de Miquel Martí i Pol de Vic en Barcelona, la Metodología de trabajo en tándem para combatir la pobreza y la exclusión social de Amadora, Portugal, Autobarrios Basurama de San Cristobal en Madrid, el Programa de Intervención en Cañada Real Galiana de Madrid, o Buntkicktgut o Liga Internacional de Futbol Calle de Munich en Alemania, o los Laboratorios de ciudadanía participativa de Génova en Italia y así hasta 26 experiencias seleccionadas como buenas prácticas. 

Y quizás, con algunas de ellas, surjan conexiones y propuestas aún más concretas de podernos enriquecer mutuamente en los territorios donde se realizan.

¿Por qué no imaginarlo? Así empezó un día la Carrera…. 


José Manuel Latorre “Seve”
Cartagena, Murcia 4 diciembre de 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario