martes, 2 de septiembre de 2014

Dice: Carrera del Gancho

- ¿Dónde? ¿Cuándo? ¿Quién corre? Y el “gancho” es un………
- El, Gancho es el nombre popular de este barrio de San Pablo, aunque hay gente en Zaragoza que no lo sabe. ¡Ah! … y la Carrera es una fiesta que organizan precisamente los vecinos del Gancho.
- Suena bien.
- Mejor sabe.
- ¿?
- “Ellos se lo guisan y ellos se lo comen”, aunque dan a probar a todo el mundo. Imaginan la fiesta se ilusionan con los preparativos, disfrutan del resultado y lo muestran orgullosos a los que; curiosos, se acercan a verlo. El contagio está garantizado.
- ¿Puedo ayudar?
- ¿Qué sabes hacer?
- Preparo “festejos” y otras “cosas de cultura” para la ciudad, desde el Ayuntamiento.
- El Gancho también es de la ciudad.
- Bueno,… puedo proponer algunas actuaciones de música, pasacalles y unos……
- Para, para,…. no corras.
- ¿?
- Habrá que preguntar a los vecinos.
- ¿Por qué?
- Porque la fiesta es “para” ellos.
- ¿y….?

- Tendrán que encajarlo en “sus cosas”.
- Bueno, eso parece fácil.
- No creas,….. Creo que deberías venir a alguna de las reuniones del barrio. Será mejor que explicártelo así, ahora.
- Y ¿quién va?
- Pues,.. vecinos, comerciantes, asociaciones, mediadores sociales,…. gente del Instituto de Enseñanza y del Centro de Salud, de…. en fin, gente que trabaja y vive en el barrio,…. y cuentan lo que oyen… y les dicen,… y buscan… Con eso, se “construye” la fiesta.
- Y ¿cómo se hace?
- Cada uno colabora en lo que puede y sabe, o descubre que sabía hacer. Ser “artista” en lo suyo: bailando, “actuando”, construyendo cosas para decorar cada rincón, montando tenderetes, animando a otros a participar,…. “disfrazando” al barrio y a los vecinos, y a todo aquel que deje… “enganchar”. Sonreír de autoestima por conseguir todo o una parte de lo propuesto, no importa,… importa hacerlo juntos.
- Parece la “utopía realizada”,…
- …. es soñar en la realidad del barrio. Durante algunas horas al día, algunos meses al año, se “rechaza” la exclusión, se “abandona” la pasividad, se “desmantela” el elitismo de la “cultura verdadera”, se “ignora” la inexperiencia, se “combate” el descuido del barrio. Durante “esos momentos”, horas, días, meses, se convive, se participa, se respeta, se crea, se conserva,… y, sobre todo, se disfruta haciéndolo.


- ….
- Además, y te darás cuenta, con todo ello, se dan respuestas y soluciones, aunque algunas sean momentáneas, a los problemas que se cuentan en las reuniones.
- Una fiesta “personalizada”.
- Claro, es la fiesta de un barrio, en la ciudad, para “cada una” de las personas que viven en ella.

Conversación recreada de un encuentro, que tal vez no sucedió, pero que me sonó como una “bofetada de realidad”. Una lección contundente y esclarecedora para la gestión de la cultura en esta ciudad.

César Falo, amigo y colaborador de la Carrera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario